¿QUE HACER CUANDO NO SABES QUÉ HACER?

 

"Dios, ya no sé qué hacer con mi matrimonio."

"No tengo idea de cómo vamos a pagar este préstamo."

"Dios, no estaba preparado para esta reducción de personal. ¿Qué debo hacer?!"

Alguna vez has tenido estas conversaciones con el Señor? La buena noticia es que Dios te escucha y quiere demostrarte qué hacer en cada crisis.

Él lo hace a través de Su Espíritu Santo que vive en nosotros. El Espíritu Santo es nuestro Ayudante que nos enseña todas las cosas y nos guía a toda verdad (véase Juan 14:26; Juan 16:7, 13).

"Todos las cosas" abarca no sólo tu caminar espiritual, pero también cada área práctica de tu vida, tus relaciones, carrera, finanzas, y así sucesivamente. El Señor te guia mientras vienes a El y hablas con El. ¡Sí! ¿Sabías tu que Él te invita a hablar con Él? (ver Sal. 27:8 NVI).

Además, Dios ha prometido instruirte y enseñarte el camino en que debes ir; aconsejándote con su amoroso ojo puesto en ti (ver Sal. 32:8 NVI). Entonces la próxima vez que no sepas qué hacer, habla con Él. Y como Él ha prometido en su Palabra, Él te dará la sabiduría práctica para ese problema, o El causara que venga lo que tu necesitás sobrenaturalmente!

Vamos a ver cómo les sucedió estos dos preciosos creyentes.

La victoria del problema de peso a largo plazo

Jaclyn* compartió que ella había sido obesa durante toda su vida adulta—de peso 333 libras en un punto. Esto significaba que ella apenas podía subir las escaleras de la cama cada noche. Ella era infeliz acerca de esto, pero constantemente fracaso en sus intentos de controlar su dieta.

Finalmente, ella se dio por vencida en tratar de perder peso a través de su propio esfuerzos. Ella se rindió al Señor, y comenzó a confiar en Él para que le mostrara como perder peso.

El resultado? Jaclyn empezó a comer de forma saludable, aprendió a mantener una estilo de vida activo, ¡y perdió 63 libras en cuatro meses! En el momento que escribía, ella estaba caminando todos los días, y no tenía ninguna duda de que ella llegaría a su peso ideal, ya que "...Dios y yo lo estamos haciendo juntos."

"Podría haber sido muy difícil para mí perder peso antes, pero ahora ya no simplemente descanso en el Señor."

¡Alabado sea Jesús! ¿Ves cómo el avance de Jaclyn se produjo cuando ella creyó que el Señor le mostraría cómo bajar de peso, y lo involucró en el proceso?

Restaurada la vida , obtuvo trabajo de sus sueños

Amigo, tal vez tu no tienes problema de peso, pero de relaciones rotas, situación financiera, o dificultad en el trabajo. Ahora vamos a ver cómo el Señor ha restaurado la vida de Bianca cuando ella simplemente clamó a Él y le pidió su ayuda.

Bianca* compartió, "En 2015, mi vida se vino abajo. Desempleada y quebrantada de corazón, maneje 2,000 millas de regreso a mi estado de origen." Ella lloró a Jesús en busca de ayuda y leyó su Palabra. Ella también encontró a mi programa de televisión y comenzó a consumir mis enseñanzas sobre la gracia.

En los siguientes meses, surgió la oportunidad de un trabajo increíble, pero ella no se sentía calificada. Entonces, Bianca le preguntó a Dios que cerrara la puerta, o que le concedería su favor divino si su voluntad.

A pesar de ser simplemente una entre 400 solicitantes,¡obtuvo una entrevista! El reclutador incluso organizó una segunda entrevista. Bianca estaba realmente nerviosa, y le pidió al Señor que ella sólo podía poner un pie delante del otro, y al llegar, El haría el resto.

Para un examen después de la entrevista, ella le preguntó al Señor que suplirá de su gracia en sus respuestas. Unos días más tarde,¡obtuvo el trabajo! Hoy, ella está ganando más de lo que ganaba antes, y ella incluso tiene su propia oficina—algo que ella había específicamente pedido al Señor.

Dijo Bianca, "me encanta la enseñanza ‘120 por ciento restauración de Dios’ del Pastor Prince y he visto que se manifiesta en mi vida." Ella ahora está en la gracia de Dios cada día, creyendo que Él tiene grandes planes para ella.

¡Que testimonio mas asombroso! Amigo, ¿ves cómo Bianca le al Señor y busco su ayuda cada vez que ella no sabia qué hacer?

Tu puedes hacer lo mismo. Cuando tu vienes Al que siempre sabe qué hacer y que te ama más que cualquier otro, puedes estar seguro de que Él va a responder siempre extremadamente, más abundantemente de lo que puedes pedir o pensar!

*Los nombres en los testimonios han sido cambiados para proteger su privacidad.